lunes, 21 de enero de 2019

Con el Año Nuevo



Después de haber pasado las fiestas de finales de año, os enseño lo que he ido acabando.
Empecé este chal con mucha ilusión porque era un patrón que había tenido en mente durante mucho tiempo. La diseñadora, Melanie Berg, es una de mis favoritas y  la lana, que compré en el festival de Edimburgo, era mega suave y sedosa. Pero, ¡ay!, era un peso light fingering, más fina de lo que pedía el patrón. Así que tuve que agrandar mucho más la sección de punto al derecho para que el chal tuviera unas dimensiones aceptables. Más de 400 puntos en las agujas. Y, además, el lace tenía su enjundia, trama tanto en el anverso como en el reverso y con unas piruetas atípicas que ralentizaban mucho el proceso. En resumen, meses en las agujas sin poderlo acabar… pero por fin lo hice.



Detalles, aquí.

Y de lanas compradas en el festival de Edimburgo, pasamos a lanas compradas en el festival de Barcelona. Qué maravilla de festival. Una primera edición muy satisfactoria, con cosas por corregir, pero nadie acierta a la primera, ¿no? La lista de vendedores, llena de primeras espadas, así como la de cursos. Merecen una gran felicitación las organizadoras por el resultado, y sobre todo por el arrojo de montar algo de tales dimensiones y alcance. Entre las diversas actividades programadas, el grupo de podcasters en español organizaron lo que dieron en llamar "Podcaster por un día": la cosa consistía en que cualquier tejedor se podía poner delante de las cámaras y enseñar y describir las prendas tejidas que llevaba encima. Después, entre todas ellas, se repartieron el total de las grabaciones y se han ido mostrando en los diferentes podcasts. Si os apetece verme, salgo en el episodio 10 de Pim pam podcast. Lo tenéis aquí.
El siguiente proyecto no fue tejido con una lana comprada literalmente en el festival, pero sí que la conseguí allí porque la tintorera asistía como particular y se la encargué: por fin me hice con unas madejas de Pura hilados. Con ellas me hice un Tegna. No oversized, como pide el patrón. Por ahora está en proceso de prueba, si no me resulta muy ponible, lo desharé para volver a intentarlo con agujas mucho más grandes.



Detalles, aquí.

Tampoco hice oversized el siguiente jersey. La verdad es que quedó más pequeño de lo que pensaba porque me hice un lío con el tamaño de las agujas, mayor que se hace una y va perdiendo cualidades. Lo mismo que el Tegna. Si no me lo pongo, lo desharé y volveré a empezar. Aunque éste ya me lo he puesto más.


Detalles, aquí.

Y por último, una simple bolsa de proyecto que tenía hecha desde hace bastante tiempo pero que todavía no había podido dar a su destinataria.



Con el año nuevo que empieza, muchos planes llegan.  Por ejemplo, darle salida a todas las lanas que compré en el festival de Barcelona, que ya, más o menos, tienen su patrón asignado. Aunque no se descartan cambios de última hora. Y también algún que otro proyecto tejeril para el que tendré que comprar más lanas. También quiero darle un buen empuje al tema costuril: quiero coserme una falda básica negra, un bolso/maletín, una blusa de manga corta, una bolsa grande de proyecto  y, como casi todo el mundo, quiero hacerme un Hinterland dress. Ya tengo el patrón sacado, sólo me falta encontrar la tela adecuada. Y quién sabe si no sale alguna cosilla más. Tengo también el firme propósito de leer más. ¿Cómo puede ser que lleve unos años leyendo menos de una hora al día, cuando solía leer más de dos horas al día? No pretendo volver a eso, hay que ser realista, pero sí que debo invertir más tiempo en la lectura. A final de año reviso y os cuento.





2 comentarios:

ANA MARIA dijo...

Muy bonito todo. Yo también aprovecho las fiestas para darle un avance a lo que tengo entre agujas.
Un saludo.

Candela dijo...

Muchas gracias! Un abrazo!