sábado, 12 de marzo de 2016

La manta que cambió su naturaleza primigenia y otros

Este verano pasado, cuando estaba un día desparramada en el sofá, noté un pelín de frío/desconsuelo que, por supuesto, no pedía manta, (aunque el tiempo está loco, no dejaba de ser verano) y se me ocurrió que para momentos como ese necesitábamos una manta de sofá de algodón. Decidí hacerla con grannies, fondo blanco y motivos en colorines, así que me puse a ganchetear como una loca. Pero, ¡ay!, el entusiasmo no duró demasiado. Hacer ganchillo me puede enganchar por un periodo corto, pero enseguida me aburro y lo dejo abandonado por las dos agujas. Así estaban los cuadritos que había hecho hasta el momento, sin ganas de continuar hasta obtener el exagerado número para hacer la manta que había ideado. Y en una de esas decidí que los cuadritos servirían para cojines, de los cuales os puedo enseñar dos (precisamente estos dos no son de fondo blanco, sino de un gris peral precioso de Rowan) y con el algodón blanco restante haría una manta con mis dos agujas.



Detalles, aquí.
Y la manta es esta:



Detalles, aquí.

Siguiendo con el algodón, que últimamente estoy muy algodonera, hice un chal. Había utilizado el mismo patrón en un intercambio y me encantó, tanto hacerlo como el resultado. Así que decidí repetirlo con un algodón que ya había usado aquí, aquí y aquí y cuyo color me enloquece. Me quedaban ovillos suficientes gracias a la generosidad que rebosa una de mis amigas, así que decidí hacerme un chal de verano y casual. Tengo unos cuantos de seda, pero me apetecía uno de algodón. El caso es que fui haciéndolo la mar de a gusto -aunque una vez hecho he visto un error garrafal, pero así se queda- hasta que quise empezar la última repetición y no hubo manera, no sé qué me pasó. Me equivoqué, lo deshice, me volví a equivocar y decidí que no habría séptima repetición. Me pilló atrabancada, no sé. El resultado es éste:


El color más fidedigno es el de la primera foto. Detalles, aquí.
Y también de algodón, una mantita para cuna, o cochecito, no sé, para el bebé que van a tener unos buenos amigos. Fiebre tejeril con el pequeñuelo, así que también le he hecho un gorro y hay en marcha otras cosas.



Detalles, aquí.
Detalles, aquí.
Y por último, empecé con mucho entusiasmo unas manoplas con dibujo, pero escogí mal el tamaño de las agujas, demasiado pequeñas, así que deshice y volví a empezar con otras más grandes, pero aun así quedaba demasiado apretado el punto, así que volví a deshacer y ahora están esperando que empiece de nuevo con otras agujas más grandes todavía. Como nunca había tejido dibujo con dos colores, voy por el sistema prueba/error. Os enseño como estaban quedando:

 
Detalles, aquí.
Y eso es todo por el momento.
 
 

sábado, 30 de enero de 2016

Y más regalos

En la anterior entrada os comentaba que había participado en la edición de Navidad del Spanish Swap. Tanto mi sorprendedora como mi sorprendida estaban embarazadas (mi sorprendedora todavía lo está) así que me animé a tejer algo para los pequeñines y también para la niña mayor de mi sorprendida.
Este gorrito para el bebé de Rocío

Detalles, aquí.

Una chaquetilla para la bebé de Laura



Detalles, aquí.
Y para su hija mayor, una boina:



Detalles, aquí.

Y con el fin de acabar unas lanas de alpaca que me trajo mi santo hace tiempo de Chile, me he puesto a hacer gorros de señor, pensando en destinatarios concretos o no:
Detalles, aquí.

Aunque previamente ya le había hecho uno al transportista.


Detalles, aquí.

Y mientras trabajando en una manta de bebé (que ya está acabada pero a falta de bloqueo), unas manoplas de fair isle -que ya vamos a por el tercer intento, que los dos primeros no han sido satisfactorios-, unas fundas de cojines de ganchillo, una manta de sofá de algodón, el eterno jersey verde...
 


 
 

domingo, 3 de enero de 2016

Regalos, en su mayoría

Pues sí, la mayoría de las cosas son para regalar, como estos dos pares de mitones, para dos hermanas quasi-gemelas, y que se los repartan ellas como quieran:


Detalles, aquí

Detalles, aquí.

Estos otros mitones, para mi santo.
Detalles, aquí.

Este gorrito, para un bebé.


 Detalles aquí.

 Un cuello para mi fisio bonita





Detalles, aquí.

Y otro gorro para otro bebé que está por nacer.
Detalles, aquí.


Y además he hecho algunas cosas para mí. Una bolsa que hace tiempo estaba en la lista. Si de algo sirvió especialmente este proyecto fue para encontrarle el gusto, por fin, a las agujas de doble punta.




Detalles, aquí.

Y un chal muy relacionado con las vacaciones. Compré la lana en unas vacaciones, empecé a hacerlo cuando empezaba otras vacaciones y casi que lo acabo con las terceras. También un proyecto deseado durante mucho tiempo.


Detalles, aquí.
Entre todo, la preparación y la emoción que supone participar en otra edición del Spanish swap. Aunque esta vez fuera sin regalo tejido, solo enviando lana, un patrón y dulces, me resultó muy agradable. Y encima, me regalaron las lanas que más me gustan del mundo lanero que yo  conozco. Venía de parte de Rocío.http://images4-d.ravelrycache.com/uploads/candela/344884261/image_medium2.jpeg


Y unos cuantos proyectos en mis agujas. Como siempre, falta de tiempo para hacerlos.