lunes, 26 de marzo de 2012

Otro chal

De mi reciente viaje a Londres traje, entre otras, una lana que hacía tiempo que le tenía ganas y en España no se comercializa, al menos que yo sepa. Se trata de la marca americana Madelinetosh, y compré una madeja de socks.  Un precioso marrón con hebras rubias; para que os hagáis una idea, es como una melena castaña al sol. El color que veis cuando lo llevo puesto es el real, no el que se ve cuando está en la mesa.








Dulce, dulce al tacto. Y me da la sensación de que es de esos que aunque lo lleves hecho un buñuelo en el bolso, te lo ates al cuello, o le hagas auténticas perrerías, va a mantener las formas. Más detalles aquí.

3 comentarios:

greta dijo...

Te ha quedado muy bonito y el color muy combinable, seguro que te lo pondrás un montón.

MARTA dijo...

El color es precioso, por lo que cuentas puede ser parecido a una malabrigo con la que tengo a medias un haruni, me anoto el nombre de la tuya por si las moscas.
Un abrazo

Nutsue dijo...

Preciós! No conec la llana però n'he llegit meravelles d'ella. A veure si la puc localitzar per aquí ;)